Centro de desintoxicación en Cádiz

A pesar de ser una adicción sin sustancia, la ludopatía puede tener graves consecuencias sobre el adicto. Que no sea una droga como solemos entender dicho concepto, no convierte el problema en algo inocuo. En este post vamos a contarte las consecuencias de la ludopatía y cómo actuar ante esto.

 

¿Qué es la ludopatía?

La ludopatía es un trastorno que provoca un deseo incontrolable por jugar o realizar apuestas de una forma periódica que se va agravando con el tiempo. Cuanto más tiempo convive la persona con su enfermedad, mayores “dosis” de juego necesitará. 

Su detección no es nada sencilla, ya que al ser una adicción sin sustancia, no existen apenas signos físicos que alerten del problema. Aún así, si conoces los signos que pueden apuntar a una adicción al juego o tienes algún tipo de sospecha, consulta a un especialista en adicciones que te ayude a detectar la ludopatía.

 

Consecuencias de la ludopatía

Cambios en la estructura del cerebro

Cuando una persona comienza a jugar, el sistema de recompensa del cerebro se activa liberando dopamina. La dopamina es un neurotransmisor asociado con la recompensa del cerebro, y responsable del comportamiento adictivo. 

Hay otras áreas del cerebro relacionadas con el juego, como la motivación, la motricidad, la concentración, la memoria… Cuando la adicción comienza a desarrollarse, significa que éstas áreas no están funcionando correctamente. Se comienza a perder el control y se desarrolla una dependencia al juego. 

El ludópata necesita jugar a toda costa. La emoción que se siente cuando se consigue una victoria de algún tipo se vuelve adictiva y el jugador necesita volver a experimentarla para sentirse bien y excitado. Cada vez necesitará mayores estímulos ya que aparecerá cierta tolerancia al juego, y su comportamiento se verá modificado aumentando el tiempo y la inversión económica en el juego.

 

Problemas sociales

La adicción al juego, consigue que el ludópata se aísle por completo de su entorno. Cuando el problema se haga perfectamente visible comenzará a descuidar y desinteresarse por la familia, los amigos, la pareja… Dejará de realizar todas aquellas actividades que previamente a la enfermedad le producían satisfacción. 

Sus relaciones personales y familiares se deteriorarán, pero es importante no abandonar al adicto ante esta situación. El apoyo familiar es fundamental para conseguir una correcta recuperación y, sobre todo, para ayudarle a asumir que tiene un problema que necesita tratamiento. Si no sabes como ayudarle para que entre en tratamiento te recomendamos la lectura de nuestro post “Cómo ayudar a un ludópata que no lo reconoce”.

 

consecuencias de la ludopatía

 

Problemas económicos

Una gran característica del juego patológico, es que la gran mayoría de los tipos de juego necesitan una inversión económica. 

Cuando hablamos de ludopatía es común imaginarse simplemente unas tragaperras o juegos de azar, pero gracias a las nuevas tecnologías, la ludopatía ha abierto muchos frentes que hace años eran impensables, como la adicción a los videojuegos o a las apuestas online

Por ejemplo, en el caso de los videojuegos, se puede pensar que no tiene implicaciones económicas, ya que lo normal sería comprar el videojuego y desarrollar un comportamiento adictivo en base al tiempo empleado en el juego. Pero esto es una equivocación. 

Las personas adictas a los videojuegos, incluso con los videojuegos gratuitos, son más propensas a invertir dinero en el juego para conseguir ciertos objetos, pantallas, trajes especiales, que no están disponibles sin una inversión económica. El adicto al juego quiere disfrutarlo en su máxima potencia, y para ello necesita todo lo que el juego ofrece. 

Si se consigue una victoria, el adicto seguirá jugando y apostando más para volver a lograrlo. Si se consigue una derrota, seguirá jugando buscando la victoria. El juego puede convertirse en un círculo vicioso del que se necesita ayuda especializada para lograr salir. 

 

Problemas laborales o académicos

La adicción al juego provoca problemas de rendimiento en el adicto. Es muy común entre los adictos al juego que aparezca cierta desmotivación por su trabajo o sus estudios, y por tanto comienzan a aparecer las faltas injustificadas. 

No se rinde cómo se debería y muchas veces no se acude al puesto de trabajo o a clase debido a que prefiere seguir alimentando su adicción, lo que da lugar a la posibilidad de perder el empleo o no superar el curso académico. 

 

Tratamiento de adicción al juego

A pesar de ser un trastorno de difícil diagnóstico, la adicción al juego se puede superar siguiendo un tratamiento dedicado en un centro de rehabilitación de adicciones. 

En Recovery Centro ofrecemos un servicio integral de tratamiento de adicción al juego en nuestro centro de ingreso situado en Chipiona. Todo nuestro equipo está capacitado para realizar un tratamiento eficaz contra las adicciones, garantizando una recuperación sin recaídas. 

Si necesitas ayuda para tratar tu adicción al juego, contacta con nosotros. La primera consulta es gratuita

¿Te ha gustado el artículo?
Consecuencias de la ludopatía

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos