El componente principal por el que está formada es la diacetilmorfina, una variante de la morfina que es la que le otorga la característica de sustancia opiácea. Es común que se manipule con otras sustancias con el fin de sacar provecho de ella, por lo que podemos encontrar heroína cortada con azúcar o quinina que incluso hace que los efectos de la sustancia sean un tanto inciertos.