Las benzodiacepinas actúan sobre los neurotransmisores inhibidores del cerebro. Dependiendo del tipo de neurotransmisor al que afecte, estos fármacos tienen una finalidad (ansiolítica, sedante…).