Conocido como síndrome de compra compulsiva, es una alteración del comportamiento en el cual las personas que lo sufren no son capaces de contener sus impulsos hacia realizar compras. Puede existir fijación por un producto o servicio en específico o simplemente realizar compras sin importar el tipo de producto.