Los efectos del cannabis suelen depender de ciertos factores como la cantidad ingerida, la calidad de la droga, la modalidad en la que se ingiere, las características de la persona, etc. En resumen, los principales efectos de esta droga son:

  • Angustia
  • Crisis de pánico
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Aumento de la tensión arterial

Estos son algunos de los efectos sin tener en cuenta el consumo prolongado de la sustancia. En este caso, pueden darse los siguientes efectos:

  • Alteraciones cardiovasculares y cancerosas
  • Daños en el pulmón (tres porros suelen afectar al pulmón del mismo modo que lo hacen 20 cigarrillos)
  • Deterioro cognitivo
  • Síndrome amotivacional
  • Dependencia
  • Apatía
  • Irritabilidad
  • Alteraciones de la memoria y aprendizaje
  • Taquicardia
  • Tos seca irritativa

A esta lista hay que sumar otros muchos efectos que pueden derivarse del consumo de cannabis.