Centro de desintoxicación en Cádiz

Se denomina marihuana sintética a un grupo de hierbas que contienen una mezcla de materia vegetal y cannabinoides de origen sintético. Según la dosis de los elementos que conforman, la droga puede denominarse spice (o K2), kratom, ketamina, etc. Son una alternativa a la marihuana “tradicional” y suponen un gran riesgo para quien las consume. A continuación te contamos sus efectos. 

Los efectos de la marihuana sintética

Este tipo de droga suele venderse en mezclas que contienen a menudo más de 10 aditivos a base de hierbas que son muy difíciles de identificar. Es por ello que existen muy pocos estudios clínicos que presenten unos efectos claros de este tipo de sustancia tóxica. 

A esto hay que sumarle que la gran mayoría de los consumidores de sustancias tóxicas, de drogas, son politoxicómanos. Esto provoca que resulte complicado aislar los efectos de una sola droga y comprobar los daños que ocasiona. Se necesita mucho tiempo para investigar este campo, y las drogas sintéticas llevan sólo unas cuantas décadas en el mercado. 

Teniendo en cuenta algunos de los componentes más comunes con los que se suele crear esta nueva sustancia aditiva, se han podido observar los siguientes efectos en muchas personas que han consumido:

  1. Ansiedad
  2. Paranoia
  3. Evitación del contacto ocular
  4. Agitación
  5. Delirios
  6. Psicosis

Un joven de 18 años de edad se suicidó tras consumir K2 en el verano de 2010. Los efectos no pueden controlarse ni mucho menos preverse. 

Además de los efectos físicos inmediatos, también están presentes el desarrollo de la tolerancia y la adicción a esta droga. Existen casos en los que personas que durante x meses consumieron algún tipo de esta sustancia presentaron signos claros de abstinencia cuando se les retiró la dosis (tales como el craving, pesadillas nocturnas, dolor de cabeza, sudoración profusa, hipertensión, etc). 

No hay antídoto para la marihuana sintética

Estos efectos no pueden compararse con los efectos de la marihuana tradicional. Al no sabe con exactitud el contenido de los cannabinoides sintéticos, las personas que presentan una intoxicación aguda deben dirigirse inmediatamente a urgencias

En algunos estudios sobre casos de intoxicación aguda se encontró que ésta ocurría entre las 2 y las 5 horas siguientes al consumo, y que tenía una duración de 24 horas. Para saber si se trata de una intoxicación, se puede atender a los siguientes signos:

  1. Pupilas dilatadas
  2. Náuseas y vómitos
  3. Dificultad para hablar
  4. Dificultad para respirar
  5. Hipertensión
  6. Taquicardia
  7. Arritmias
  8. Dolor torácico
  9. Sudoración
  10. Palidez en la piel

Las actividades de tipo compulsivo son también una posibilidad, además catatonia e incluso, en ocasiones, automutilación

Como enfermedad generada por este consumo puede hablarse de la psicosis aguda. Ésta es una enfermedad mental que se caracteriza principalmente por la pérdida con la realidad de las personas que la sufren. La esquizofrenia, por ejemplo, es un tipo de trastorno psicótico. 

 

marihuana sintética

 

¿Cómo dejar de consumirla?

Hay algo que debemos dejar claro y es que no existe un consumo seguro de este tipo de sustancia. La salud siempre se ve perjudicada y, en ocasiones, las consecuencias son mortales. En el caso de las drogas sintéticas el riesgo es aún mayor al no tener una base de estudios clínicos en los que basarse para conocer la situación. 

La única forma de evitar estos riesgos es no consumir ningún tipo de droga. En el caso de que ya se lleven a cabo estas acciones, hemos recopilado a continuación algunas pautas que se pueden seguir para reducir los riesgos del consumo:

  1. La combinación de más de un tipo de sustancia aumenta la posibilidad de sufrir daños irreparables. Es muy común el consumo de alcohol con otra sustancia. Es una situación que debe evitarse a toda costa. 
  2. Comenzar a reducir la dosis consumida progresivamente. Esta situación es recomendable que esté controlada por profesionales de la salud dedicados al ámbito de las adicciones. Sin embargo si la persona adicta no quiere solicitar este tipo de ayuda, puede comenzar por sí misma con este ejercicio. 
  3. Encontrar un objetivo o meta personal que ayude a la persona a concentrarse y distraer lo máximo posible sus deseos de consumir.
  4. Ponerse en contacto y apoyarse en otras personas en una situación similar. Ayudará a la persona a darse cuenta de que no es un tema tabú. 

Dejar las drogas es un proceso que necesita planificación, paciencia y compromiso, tanto por la persona adicta como por sus familiares. Recibir apoyo de los seres queridos es fundamental para poder superar una adicción

Por ello, en el Centro Recovery realizamos sesiones de terapia familiar en cada uno de nuestros tratamientos. Porque las drogas destruyen al paciente y a las relaciones con sus seres queridos. 

Infórmate hoy sobre nuestros tratamientos en Recovery Centro. La primera visita es totalmente gratuita, y en ella podremos evaluar al paciente, lo que necesita y prever cuál es la mejor forma de afrontar su problema y ayudarlo a superar esa adicción.

¿Te ha gustado el artículo?
Qué es la marihuana sintética

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos