Centro de desintoxicación en Cádiz

El trastorno por consumo de drogas es una enfermedad grave, progresiva, crónica, y devastadora para la persona y su entorno. Se produce cuando el consumo de sustancias afecta a la salud del individuo, modifica en cierta manera el cerebro, que demanda compulsivamente la droga. La exposición a las drogas no es la única causa. Hay otras situaciones que afectan en el inicio del consumo.

Factores que afectan en el inicio del consumo de drogas

La adicción se coge por exponerse a sustancias, que son adictivas y también por tener una predisposición genética. Depende de la vulnerabilidad de cada persona y de factores de riesgo que concurran en su vida.

La capacidad adictiva que tienen no es el único elemento de riesgo. Probarlas conlleva un peligro, pero no es el único. Se trata de una enfermedad multifactorial, que depende de múltiples elementos. Hay que hacer de ellas un hábito y para ello pueden entrar en juego diferentes causas personales y del entorno que exponemos a continuación:

  • Antecedentes paternos de alcoholismo o drogadicción. Uno de los mayores situaciones de riesgo es que el padre o la madre sean alcohólicos o drogadictos. Los niños de padres alcohólicos o drogadictos tienen más probabilidad de tomar drogas que otras personas. No sólo por imitación sino también por predisposición. 
  • Factores relacionados con el ambiente familiar. La familia desempeña un papel fundamental
    • Familias con poca cohesión, que no estén muy unidos ni pasen tiempo juntos. La relación con los padres determina la formación de individuos. Una mala relación puede abocar al adolescente al consumo de drogas. Pueden darse otras escenarios que pueden llevar a alguien a afrontarlas con consumo de drogas, como por ejemplo, que falte uno de los progenitores o casos de separación o divorcio donde al final quede la sensación de abandono
    • Clima afectivo inadecuado. Cuando hay problemas en el hogar o inestabilidad emocional. También afectan las situaciones de abuso. 
    • La existencia de consumo en la familia. Los chicos se educan por imitación de lo que ven. 
    • El estilo educativo también influye por restrictivo o demasiado permisivo. 
  • Factores de riesgo personales. Hay personas más predispuestas al consumo. La predisposición genética es una situación de vulnerabilidad. Afectan y tienen peso en convertir el drogarse en un hábito:
    • La falta de habilidades para la vida, para tomar decisiones o resolver problemas y algunos rasgos de personalidad como la búsqueda de nuevas sensaciones, la impulsividad, las falsas creencias sobre los efectos de las drogas, la falta de conformidad con las normas sociales, menor resistencia a la presión, escasa tolerancia a la frustración, la necesidad de evasión de la realidad, la baja autoestima y otros.
    • También hay que tener en cuenta si hay trastornos de personalidad o trastornos psiquiátricos. Sufrir una patología es un riesgo de consumo de estupefacientes.

 

inicio del consumo

  • Situaciones en la escuela
    • La falta de integración escolar. Los chicos pasan mucho tiempo en la escuela. Si sienten rechazo, buscarán la compañía de iguales, es decir, de otros jóvenes en situación de marginación o dificultad social. No llegar a integrarse en la escuela es un indicador importante.
    • La existencia de consumo en el instituto. Esto aumenta la oferta y las oportunidades.
  • El grupo de iguales. Si el grupo de amigos toma drogas, se considera el factor de mayor riesgo por la influencia de los iguales. Sobre todo si la persona tienen dependencia del grupo de iguales.
  • Factores sociales. Cuanto más te expones, más riego corres. En la sociedad actual hay mucha disponibilidad. Es fácil acceder a ellas. Además de ello, hay actitudes tolerantes hacia el consumo de ciertas sustancias o incluso un inadecuado discurso social sobre el alcohol y las sustancias ilegales.
    • La confusión de valores. Cada sociedad da importancia a determinados méritos y los valores que acompañan el consumo de narcóticos suelen ser el culto al dinero, al poder y al éxito, el hedonismo, el individualismo, etc. Parece que coinciden con los valores que potencia la sociedad actual. 
    • También puede tener que ver la calidad de vida de los ciudadanos. Puede concurrir en la vida del individuo que no haya suficientes facilidades o recursos para el empleo del tiempo libre o incluso afecta la planificación urbanística de la zona donde resida. Vivir en barrios marginados es un factor muy potente.
  • Factores en el ámbito laboral. Hay también situaciones influyentes relacionadas con el trabajo.
    • Las relacionadas con el puesto de trabajo por trabajos repetitivos o escasamente motivadores.  
    • Un mal ambiente laboral, presión de los compañeros, inestabilidad laboral y otras. 
    • Situaciones de riesgo debidas a la organización del proceso productivo: Jornadas muy largas, estrés laboral, escasas posibilidades de promoción.

Como vemos, las probabilidades de que un individuo se implique en el consumo de drogas pueden ser individuales o ambientales. Cuantos más situaciones de riesgo se sumen, mayor será el peligro de convertirse en drogadicto.

¿Te ha gustado el artículo?
Situaciones que afectan en el inicio del consumo de drogas

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos