Centro de desintoxicación en Cádiz

Hasta hace tan sólo unos años la preocupación por la cantidad de azúcar que llevaban los alimentos pasaba desapercibida. Sin embargo, el sobrepeso que se detectó en una población joven incitó a plantearse el consumo de azúcar como un problema. En este post, te vamos a dar las razones de por qué se genera la adicción al azúcar, por qué es importante superarla y cómo puedes hacerlo. 

¿Qué es la adicción al azúcar?

Esta adicción se caracteriza por el consumo compulsivo e incontrolable del azúcar. Ésta puede presentarse en numerosas formas, ya que está integrada en las bebidas carbonatadas, la bollería industrial, los alimentos ultraprocesados, etc. Se considera una adicción porque atraviesa las mismas etapas que una adicción al alcohol, a la cocaína, a la marihuana, etc. 

Para que se desarrolle este tipo de adicción, se tienen que dar unos factores ambientales (sobre todo), unos factores genéticos y unos factores biológicos. En cuanto a los primeros, la cultura y la alimentación en el núcleo familiar durante la infancia serán decisivos para la edad adulta. 

En cuanto al segundo factor, ya hemos comentado en otros artículos la importancia de la genética en el desarrollo de una adicción. Una persona cuyos padres (o sólo uno de ellos) hayan podido ser adictos a algún tipo de droga, ésta tiene más probabilidades de serlo que una persona que no tenga esta herencia genética. Ocurre lo mismo con la adicción al azúcar. 

Por último, los factores biológicos son aquellos relacionados con la necesidad del consumo de azúcar debido a una deficiencia de triptófano y serotonina

Esta adicción cuenta con tres etapas por las que pasa el sujeto, y estas son:

  1. Atracón o Binge eating: esta etapa está caracterizada por el difícil acceso a la droga, por lo que cuando la persona ingiere azúcar, lo hará en grandes cantidades. Esto contribuye al aumento de dopamina, lo que se traduce en una adicción. Se produce entonces un aumento progresivo de azúcar (escalamiento) y la consecuente sensibilización conductual. 
  2. Codependencia: aparecen los primeros síntomas de que caracterizan el síndrome de abstinencia. La persona ya es dependiente a esta sustancia. 
  3. Craving: ya hemos comentado en otros artículos qué es el craving, y en este caso son las ganas de ingerir azúcar de la persona adicta. Es posible que durante un tiempo la persona deje de consumir azúcar sin saber por qué. Sin embargo, en el momento de recaer, lo hace con mayor intensidad. Las ganas de consumir se multiplican

Siguiendo este proceso, el azúcar genera un aumento de la dopamina en las regiones del cerebro asociadas con el desarrollo de las adicciones. 

En definitiva, el consumo continuado de azúcar genera los mismos procesos que cualquier otra droga como el alcohol o la cocaína. Es necesario actuar a tiempo y evitar consecuencias de esta adicción como los problemas de obesidad, cardiovasculares, etc. 

 

adicto al azúcar

 

Superar la adicción al azúcar

Superar cualquier adicción comprende los mismos pasos. El tratamiento de cada tipo de droga puede variar en mayor o menor medida según la situación de la persona adicta. En este caso, se puede necesitar o no la ayuda de profesionales. Si crees que es tu caso, o el de algún ser querido, no dudes en ponerte en contacto con tu médico para que te recomiende cuáles son los pasos a seguir. 

Para ayudarte, hemos recopilado algunos consejos muy útiles:

  • Comienza a reducir el consumo gradualmente: dejar el azúcar de un día para el otro no te va a traer ningún beneficio. Por ello, es mejor que te crees un plan de alimentación en el que vayas reduciendo poco a poco ese consumo. 
  • Descubre por qué comenzaste a ingerir demasiada azúcar: en ocasiones, los problemas personales influyen directamente en el consumo excesivo de azúcar. Debes llegar al fondo del asunto y descubrir por qué comenzó esta obsesión por el azúcar. 
  • El ejercicio es muy importante: no es necesario que te conviertas en un deportista de élite de la noche a la mañana. Al igual que ocurre con el abandono gradual del consumo, debes ir introduciendo en tu vida rutinas de ejercicios acorde con tus limitaciones físicas. El ejercicio es un gran aliado. 
  • Pide ayuda a tus familiares y amigos: si vives con tu familia, recomienda comenzar una dieta más sana entre todos. El azúcar, sobre todo en los productos procesados, es perjudicial para cualquier persona. 

Conclusión

Si crees que tú o un ser querido puede estar en problemas debido a su consumo descontrolado de azúcar, ponte en contacto lo antes posible con tu médico. Él podrá recomendarte a un especialista que te ayude en este proceso

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos